Canarias - IUSPORT: EL OTRO LADO DEL DEPORTE

21 mayo 2015

UNA PERSONA INSUSTITUIBLE


Cuántas veces hemos escuchado aquello de que nadie es imprescindible. Vale, pero convendrán conmigo en que hay algunas personas que son insustituibles.

Se nos ha ido una de ellas, Esteban Hernández Galván, presidente del Comité Técnico de Árbitros de Las Palmas desde hace más de 25 años. Esta larga trayectoria no indica, como en otros casos sí ocurre, que Galván se haya aupado a un cargo y lo haya mantenido merced a artes innobles.

En absoluto, Esteban era un hombre auténticamente carismático allí donde los hubiere.
Pionero en la formación de los árbitros de fútbol, desde finales de los ochenta ha sido un referente en España dentro del mundo del arbitraje y en el conjunto del fútbol.

Los "clinics "anuales eran innovadores y modélicos. Desde principios de los noventa, por ellos han pasado profesionales de primer nivel relacionados con el deporte desde distintas ópticas. Esteban siempre producía admiración entre los ponentes foráneos, que desconocían al inmenso personaje.

Esteban dejaba boquiabiertos también a los medios peninsulares cuando estos observaban cómo desde unas islas tan alejadas se estaba marcando el camino de la formación y reciclaje de los árbitros.

Valgan por ahora estas breves notas para renovar mi reconocimiento y admiración hacia un hombre del fútbol insustituible.


Perfil biográfico de Esteban (Tintaamarilla.es)

Nacido en Las Palmas de Gran Canaria el 1 de agosto de 1942, Esteban trabajó de forma progresiva en sus años de mandato en el gremio arbitral para una apreciable mejora en la formación e impulso de los colegiados de la provincia de Las Palmas, coordinando actualmente a más de medio millar de miembros del colectivo.

Hernández Galván, diplomado en Magisterio, fue colegiado hasta categoría Preferente con 34 años, momento en que dejó el arbitraje para años después regresar como presidente y ponerse al frente del Colegio.

Su labor impulsó el afamado Clinic Internacional de Arbitros, en conexión directa con la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, mientras en 2012 recibió de manos de Angel María Villar y en nombre de su colectivo el Trofeo Zaballa a la divulgación del Juego Limpio, una de las materias que ha tratado de impulsar en todos los proyectos de su gremio.

"Durante su presidencia, Hernández Galván ha trabajado intensamente, en unión de un desinteresado grupo de colaboradores, en tres áreas: incremento de la plantilla arbitral para atender la creciente demanda de las competiciones; dignificación de la labor de los colegiados en los campos de fútbol y transmisión de los valores del Juego Limpio a los diferentes estamentos de la sociedad", reseña un comunicado de la Federación Territorial.

Su fallecimiento se produjo este jueves en Las Palmas de Gran Canaria. Desde Tinta Amarilla expresamos nuestro pesar a toda la familia de Hernández Galván y a los miembros de su colectivo.

16 mayo 2015

EL CONTADOR DE NUEVO A CERO


La victoria de la UD Las Palmas de este sábado es la victoria de la inteligencia emocional. En este punto no cabe objetar que el Recreativo de Huelva venía bajo mínimos en estado anímico por estar virtualmente descendidos. Bonitos! llegaban los jugadores amarillos a la cita.
 

A lo que íbamos. Siendo casi todos los jugadores amarillos de un nivel medio y medio alto en lo técnico, el bajón anímico generado el último fin de semana había que atacarlo de inmediato. ¿Cómo? Pues con inteligencia, y esta la ha acreditado Paco Herrera. Nueva alineación, cargada de gente lista (Castellano, Roque, Gómez, Asdrúbal y Viera), y un planteamiento acorde a la situación.

Pero al mismo tiempo había que revertir el ánimo pesimista que se había apoderado de todo el entorno amarillo. Pues bien, también en esto ha acertado Herrera.

En definitiva, el técnico amarillo, con amplia experiencia y mucho sentido común, ha conseguido poner de nuevo el contador a cero, con la consecuente inyección de ánimo a los jugadores y a la afición para encarar con garantías esta recta final (¿Quién dijo "imposible"?) y la liguilla de ascenso.
Improbable no es sinónimo de imposible. "Arriba´dellos".