Canarias - IUSPORT: EL OTRO LADO DEL DEPORTE

29 octubre 2012

LOS PÁJAROS CONTRA LAS ESCOPETAS

La Federación Inglesa de Fútbol investigará los insultos racistas del árbitro Mark Clattenburg

La Federación Inglesa de Fútbol (FA) ha abierto una investigación para aclarar si efectivamente, como denuncia el Chelsea, el árbitro Mark Clattenburg insultó a jugadores del equipo londinense durante el partido celebrado ayer domingo con el Manchester United.

Hasta ahora hemos conocido episodios, cientos, en los que un jugador insulta al árbitro de las 1.000 maneras posibles. Lo llamativo y surrealista en este caso es que es el colegiado quien ha sido denunciado por insultar a jugadores.

Ciertamente, y esto lo corroboramos nosotros, pues visionamos el partido en directo, la actuación del árbitro fue desgraciadamente determinante (a favor del United). Expulsó a Fernando Torres por presunta simulación de falta, cuando las cámaras demostraban lo contrario (el colegiado estaba
a escasos metros de la jugada), y concedió indebidamente el gol de la victoria visitante (2-3), anotado por el mexicano ''Chicharito'' Hernández en claro fuera de juego. Las lógicas protestas de los jugadores del Chelsea enervaron al colegiado, quien, presuntamente, profirió insultos racistas a aquellos.

Es lógico, pues, que el Chelsea haya elevado una queja a la FA "por lenguaje inapropiado del árbitro contra dos jugadores en incidentes separados". En concreto, lo acusa de proferir insultos racistas a los jugadores Obi Mikel y al español Juan Mata.

Todo indica que el colegiado reaccionó de forma inapropiada y desmesurada ante las reiteradas protestas (justificadas) de los jugadores del Chelsea, pero se supone que los árbitros se preparan también para eso, para soportar las presiones que se producen en el campo y desde la grada y mantener el tipo.
  Vamos a ver en queda el expediente que ha abierto la Federación Inglesa, tan decidida ella a combatir el racismo (recuerden el caso Luis Suárez-Evra).

Cosas veredes, dijo ...


22 octubre 2012

LA SEGUNDA TARJETA A MOMO DEBE SER REVOCADA POR EL COMITÉ

La jugada no ofrece duda. En el minuto 75 Momo recibió un pelotazo que a la postre supuso indebidamente su segunda amarilla y consiguiente expulsión.

Todos los aficionados presentes en el estadio, sobre todo los que estaban en la grada sur próximos al lugar, vieron claramente la jugada: Momo se gira sobre sí mismo para eludir el pelotazo de frente y, de forma absolutamente involuntaria, tras golpearle en la espalda, el balón le da en un brazo.

Se trata de un caso claro de error de apreciación del colegiado. Juzgó como voluntaria una mano que no podía serlo por la sencilla razón de que el jugador giraba a tal velocidad sobre sí mismo que le hacía imposible calcular en qué vuelta podía interceptar la pelota con la mano. Recuérdese que no estaba en el área, sino en la zona de tres cuartos y en la banda.

No hacen falta más explicaciones. Un simple visionado de la jugada por los comités debería llevarles a la misma conclusión y, si es así, le revocarán la segunda amarilla al espléndido carrilero que la U.D. ha rescatado y que tan brillante trayectoria lleva -de nuevo- con nuestro equipo. Nos resulta necesario contar con él en el próximo encuentro contra el Guadalajara fuera de casa.