Canarias - IUSPORT: EL OTRO LADO DEL DEPORTE

11 enero 2015

ROZAMOS EL DESASTRE



El partido del pasado domingo contra el Zaragoza será otro de los que habrá que guardar, pues da para muchos análisis: disciplinario, psicológico, etc…

Desde el punto de vista disciplinario, podemos afirmar que el equipo amarillo rozó el desastre, pues vista la facilidad del colegiado a la hora de las expulsiones, nos temíamos lo peor: que hubieran más y nos dieran por perdido un partido que los jugadores de la UD habían conducido con solvencia hasta el instante en el que el defensa zaragozista propinó un codazo a Nauzet.

Lamentablemente, no le dio tiempo a Herrera para reemplazar a Nauzet tras la anterior amarilla, y a éste, pese a la experiencia que acumula, no se le ocurre otra cosa que devolver el codazo con una patada y protestar cuando íbamos ganando 4-1.

El artículo 223 del Reglamento General de la RFEF establece que, una vez iniciado el partido, los equipos deberán estar integrados, durante todo el desarrollo del mismo, por siete futbolistas al menos, y que si por cualquier causa el equipo quedase integrado por menos de siete se entenderá que ha incurrido en infracción de alineación indebida, lo que implica la pérdida del partido y más cosas.

Es evidente que hubiese sido una injusticia monumental, pero los amarillos supieron, no solo contener las embestidas del Zaragoza tras las tres expulsiones, sino anotar un gol más en un acto de proeza que nos remonta a los grandes momentos de la historia de nuestro equipo.

Por otro lado, el artículo 130 del Código Disciplinario de la RFEF establece que las consecuencias disciplinarias de las decisiones arbitrales podrán ser dejadas sin efecto por el órgano disciplinario en el supuesto de error material manifiesto.

Habrá, pues, que poner encima de la mesa del Comité de Competición el vídeo del partido. Sin pretender por mi parte justificar las acciones de los tres jugadores amarillos, creemos que les asiste al menos la atenuante de provocación previa.

Aparte del codazo a Nauzet, recuérdese que Ángel fue embestido por el preparador de guardametas del conjunto maño (también expulsado), antes de que le diese un manotazo.

En cuanto a Culio, el asunto es menos grave, pues se limitó a insultar al citado preparador del Zaragoza, según el acta arbitral (él lo niega).


En cualquier caso, está claro que el club amarillo debe adoptar medidas disciplinarias internas con los jugadores que son reincidentes en este tipo de comportamientos, pues perjudican a la imagen del club y al propio equipo, que no podrá contar con sus servicios temporalmente (ya veremos cuanto).

----------------

LAS EXPULSIONES EN EL ACTA ARBITRAL


UD Las Palmas SAD:

"En el minuto 72 el jugador (7) Nauzet Alemán Viera fue expulsado por el siguiente motivo: dar una patada a un adversario, estando el balón el balón en juego y a una distancia de no poder jugarlo.

En el minuto 72 el jugador (6) Ángel David López Ruano fue expulsado por el siguiente motivo: por empujar a un oficial del Real Zaragoza SAD, D. Miguel Javier Insausti Garizabal, en la zona próxima a banquillos, con el juego detenido, encarándose con el mismo y diciéndole "hijo de puta, espérame fuera". Una vez expulsado y durante el trayecto al túnel de vestuarios, volvió a encararse con el oficial propinándole un manotazo en la cara. 

En el minuto 72 el jugador (19) Juan Emmanuel Culio fue expulsado por el siguiente motivo: dirigirse al oficial expulsado del Real Zaragoza SAD, cuando iba a su vestuario, en los siguientes términos; la concha de tu madre hijo de puta, la concha de tu madre".


"Real Zaragoza SAD: fue expulsado el entrenador de porteros D. Miguel Javier Insausti Garizabal, minuto 72, por salir de su banquillo y encararse con un jugador del equipo adversario empujándole, estando el juego detenido".


VER ACTA COMPLETA DEL PARTIDO