Canarias - IUSPORT: EL OTRO LADO DEL DEPORTE

24 octubre 2014

APELACIÓN MANTIENE LA PRIMERA TARJETA AMARILLA A CULIO A PESAR DE SER MANO INVOLUNTARIA

Decía Culio al finalizar el partido de liga contra el Numancia, y así lo recoge Tinta Amarilla, que el "sabor amargo del partido fue la expulsión, porque creo que la primera amarilla está mal sacada. La segunda es perfecta; reconozco cuando me equivoco y me gustaría lo mismo. Llegué a destiempo y le pegué a la pelota y un poco al jugador. Así es el fútbol".


Efectivamente, pudimos observar directamente en el estadio, y luego repetido en la TV, que la mano de Culio interceptando el balón que le supuso la primera tarjeta amarilla fue claramente involuntaria.


Sin embargo, este hecho, para nosotros indiscutible, no es apreciado así por los comités de Competición y de Apelación de la RFEF, que han desestimado la reclamación y recurso presentados por la UD Las Palmas.


Dice Apelación en su resolución de este viernes que sí es verdad que la reglamentación exige voluntariedad, pero que la valoración de ésta no corresponde a los comités sino a los colegiados.


No estamos de acuerdo con este criterio. De ser así, la norma no tendría sentido. Si no puede revisarse el error material del árbitro por los comités, ¿qué finalidad tiene la norma según la cual "las decisiones del árbitro son definitivas, presumiéndose ciertas, salvo error material manifiesto”?.


Es una pena, por no decir otra cosa, que Apelación diga ahora que no puede entrar a valorar la voluntariedad de Culio, cuando justamente se trata de eso, de dilucidar a posteriori si al interceptar el balón con la mano hubo o no tal acto deliberado del jugador.

Para nosotros, el vídeo sí demuestra que la mano de Culio fue involuntaria, por lo cual la tarjeta amarilla debió ser anulada.


Otro error más que apuntamos en la cuenta negativa de los comités con la UD Las Palmas.