Canarias - IUSPORT: EL OTRO LADO DEL DEPORTE

25 junio 2014

LO IMPORTANTE ES LEVANTARSE

Han pasado algo más de 48 horas desde el mazazo del partido contra el Córdoba y se observa cómo la indignación y la melancolía se han apoderado de los grancanarios.

Cientos de comentarios en los periódicos digitales y en las redes sociales ponen de manifiesto un verdadero trauma colectivo que tenemos que tratar lo antes posible.

Para empezar, por mucho que nos identifiquemos con el equipo amarillo, no debemos perder la perspectiva de que se trata de deporte, de ahí que debamos situar las cosas en su justo término.

Salvando esto, lo cierto es que los actos vandálicos del domingo en el estadio de Gran Canaria, con tan negativo desenlace a nivel deportivo y económico, nos han sumido en una profunda  tristeza que tenemos que superar cuanto antes. Y eso se consigue mirando hacia delante, observando el horizonte, marcándose nuevos objetivos y renovando las estrategias.

La mayoría de los comentarios giran en torno a la necesidad de depurar responsabilidades a nivel organizativo y de sancionar duramente a los desnortados que invadieron el campo. Por supuesto que habrá que hacerlo. Los errores son compartidos entre los gestores de la seguridad privada y los de la seguridad pública.

En cuanto a los innombrables, hay que llevarlos ante la Comisión Antiviolencia y una vez probada su participación en los hechos, prohibirles el acceso a los recintos deportivos.

Pero esas dos iniciativas no evitarán por sí mismas que hechos similares se repitan en el futuro.

Los sociólogos dan cuenta de las causas mediatas de estos hechos: marginalidad, recortes presupuestarios, desarraigo, familias desestructuradas, fracaso escolar, violencia familiar, etc… Sin embargo, todos sabemos que la solución a estos problemas está lejos en el tiempo, si es que algún día se consigue erradicarlos. Más bien creo que siempre ha habido y siempre habrá un porcentaje de la población que discurre de forma violenta y a contracorriente.

TAMBIÉN ESTAMOS INDIGNADOS CON EL ÁRBITRO



 A los seguidores de este blog les consta que hace escasos días felicitamos al colegiado vasco que dirigió el partido de ida de la eliminatoria contra el Córdoba. No influyó lo más mínimo en el desarrollo del encuentro. Fue la mala puntería la que evitó que el Córdoba, que sí tuvo ocasiones claras de gol en el partido de ida, no las aprovechara.

Desgraciadamente, en el partido de vuelta nos ha ocurrido todo lo contrario. Ya me lo habían advertido antes del partido, y me lo confirmó en el descanso alguien importante de la RFEF: no es un colegiado apto para un partido de esta trascendencia.

Y decimos más: ¿por qué no se designan árbitros de Primera para estas eliminatorias que deciden el ascenso? Y dentro de Primera, ¿por qué no se designa al colegiado entre los mejores?

Es impresentable que una fase de ascenso a Primera quede en manos de un colegiado con tan pocas luces. El arbitraje del colegiado Sánchez Martínez fue nefasto, por vaios motivos, pero sobre todo por dos decisiones absolutamente determinantes.

Las imágenes de Canal Plus que ofrecemos (Tintaamarilla.es), y que pueden visualizarse en el reportaje en vídeo que publica el diario AS, revelan claramente que el gol anulado a Carlos Aranda fue por fuera de juego inexistente. Y que el penalti cometido por un jugador del Córdoba sobre Momo fue de libro.

No nos consuela el hecho de que este colegiado haya suspendido y se haya quedado también sin su particular ascenso a la Primera División. Es que es malo con ganas.

Es cierto que los actos vandálicos influyeron en el resultado, con el gol marcado in extremis por el Córdoba, pero también es cierto que de haber concedido el árbitro aquel gol de Aranda y señalado el penalti a Momo, la jugada postrera no habría cambiado el desenlace del encuentro y de la eliminatoria, que habría quedado 2-1, con el gol de Aranda, o 3-1, si la UD Las Palmas hubiese transformado el penalti que no se pitó.

Dos grandísimos errores que no olvidamos.

Tintaamarilla.es nos relata lo acontecido:

(Imagen 1). A los 12 minutos de juego se le anula un gol a Carlos Aranda por fuera de juego inexistente. La imagen de Canal Plus demuestra que el delantero malagueño local está al menos en la misma posición que el último defensor en el momento del pase de Ángel López. El asistente del colegiado no puede saber cuándo se produce la transmisión del balón en largo porque su mirada se dirige hacia el delantero y el defensa central cordobés. Sin embargo levanta el banderín y anula el disparo que acaba en las redes de Juan Carlos.

(Imagen 2). A los 28 minutos ocurre la otra jugada que incendió el graderío. Momo recibe en profundidad un pase hacia el área, controla y Raúl Bravo, que venía sin frenada, derriba con su cuerpo al exterior zurdo grancanario, sin posibilidad ya de terminar la jugada de ataque en las inmediaciones del área cordobesa.

Sin embargo, en la acción del 1-1 no hay fuera de juego de los jugadores cordobeses que rematan (Bravo) y culmina (Dávila). Este último como acción posterior al rechace de un portero.


 

22 junio 2014

GRACIAS JUGADORES, GRACIAS DIRECTIVA

En estos momentos tan duros para los amarillos de bien, es de justicia reconocer el trabajo de los jugadores y la buena gestión llevada a cabo por el equipo directivo y técnico de Miguel Ángel Ramírez.
Un puñado de jóvenes desnortados, que no se representan más que a sí mismos, nos ha producido una frustración enorme cuando teníamos la eliminatoria encarrilada. Sobre ellos deberían recaer sanciones de prohibición absoluta de acceso a los estadios de toda España por mucho tiempo. Espero que los escasos medios policiales presentes (grave error de la Delegación del Gobierno) hayan podido identificarlos para que puedan ser llevados ante la Comisión Antiviolencia.
Es cierto que los jugadores pudieron haber hecho más en la recta final de la liga regular, donde tuvimos el ascenso directo al alcance de la mano, pero también hay que reconocerles que lo hicieron muy bien en la liguilla de ascenso, muy serios, sobre todo en defensa y mediocampo.
Nada podemos reprochar, en cambio, al presidente, a su equipo directivo y al plantel de técnicos. Han estado en todo momento a la altura de las circunstancias. Incluimos aquí a Sergio Lobera, gran persona y mejor técnico.
Todo nuestro reproche va dirigido a los innombrables que invadieron el terreno de juego y consiguieron paralizar el partido, dando oxígeno al rival, que estaba absolutamente descompuesto, y desconcentrando a los nuestros con el resultado tan cruel que hemos sufrido.
Ahora toca reponerse y empezar de nuevo, para lo cual disponemos de mimbres suficientes en la cantera.
Hasta el año que viene.

19 junio 2014

90 MINUTOS SIN PARAR

Hemos tenido la suerte, eso, la suerte, de que en el partido de ida nos tocara un árbitro excelente, Iñaki Vicandi Garrido, del Comité Vasco. Hizo un trabajo pulcro y nunca quiso ser el protagonista.

Un 10 a un colegiado cuya actuación no influyó en absoluto en el desarrollo del encuentro, como debe ser.

Y ahora me salgo del tiesto y hago una petición, urbi et orbi, desde esta esquina de la web oficial de UD Las Palmas, el equipo que mi padre me inoculó por vía intravenosa en mi infancia y que ya forma parte de mis genes.

El ruego a la afición no es que apoye al equipo durante el partido, eso lo doy por descontado.

Lo que le pido, y yo me comprometo a cumplir, es que estemos los 90 minutos (o los 120), sin parar, cantando y empujando a los jugadores. Eso, 90 minutos seguidos, sin pausas, jaleando al equipo, sin que ni uno solo de nosotros haga el más mínimo reproche. Toda nuestra energía en una sola dirección, como lo hace sin desfallecer nuestra Grada Naciente.

Se trata de mentalizarnos colectivamente. Si todos empujamos en el mismo sentido, esa fuerza mental se transmitirá a los jugadores y estos nos llevarán a la gloria 14 años después del último ascenso.