Canarias - IUSPORT: EL OTRO LADO DEL DEPORTE

24 marzo 2012

SOBRE EL "HIJO DE PUTA" DE PEPE AL ÁRBITRO

APELACIÓN DISCREPA DE COMPETICIÓN: LO CONSIDERA INSULTO Y NO MESNOSPRECIO

El Comité de Apelación de la RFEF mostró su discrepancia con respecto al criterio mantenido por el Comité de Competición respecto a las palabras proferidas por Pepe al árbitro en el tunel de vestuarios al finalizar el partido con el Villarreal de esta semana. Apelación considera insulto y no menosprecio las palabras "hijo de puta".

No obstante, Apelación dejó inalterada la sanción de dos partidos, en aplicación de un principio jurídico según el cual en ningún caso puede la resolución del recurso agravar la situación inicial del recurrente.

Dice Apelación: "...  la expresión “hijo de puta”, para este Comité ha sido siempre calificada como una infracción que contiene un plus de gravedad, por el contexto en que se realiza, el animus injuriandi y la personalidad del árbitro, que encarna la máxima autoridad en el encuentro. En efecto, la expresión proferida no puede ser calificada de forma distinta a la de un agravio u ofensa, que sin duda, humilla al árbitro que la recibe, máxime considerando la difícil labor que realiza, ..."

Y concluye: "Por lo expuesto, resulta evidente que no sólo no puede estimarse ninguna reducción de la sanción impuesta por el Comité de Competición, sino que podría incardinarse la conducta del jugador Sr. De Lima Ferreira en el tipo del artículo 94 del Código Disciplinario de la RFEF ya citado, y susceptible de ser sancionada con suspensión de, al menos, cuatro partidos".

QUIÉN ACIERTA?

El Comité de Apelación. A Pepe, es decir, al Real Madrid, le salvó la campana. Se ha librado de una sanción de cuatro o más partidos, que era la procedente.

05 marzo 2012

LA TECNOLOGÍA POR FIN LLEGA AL FÚTBOL

Eureka. Por primera vez en 126 años, desde su fundación en 1886, la International Board (IB), guardián de las reglas del fútbol que integran las asociaciones de fútbol de Inglaterra, Escocia, Irlanda del Norte, Gales y la FIFA, admitió el pasado sábado (03.03.12) que la tecnología entre en el fútbol.

Dos empresas desarrollarán hasta junio sus sistemas para decidir si la pelota traspasa o no la línea de gol. De ocho candidatas, dos compañías pasaron una primera fase y ahora deberán superar la segunda demostrando la fiabilidad en todo tipo de campos y de condiciones meteorológicas.

Se trata de Hawk Eye (Ojo de Halcón), especializada en tenis y críquet, que establece un reconocimiento por medio de cámaras ubicadas en distintas partes del estadio; y el Goal Ref (árbitro del gol), basada en un campo magnético en los postes que avisa cuando el balón traspasa la cal de la portería. La información debe llegar inmediatamente a un reloj especial del árbitro a fin de evitar parar el juego como sucede en el rugby.

Ambas empresas aspiran al aprobado definitivo el 2 de junio en Kiev (Ucrania), después de la Eurocopa. La consigna de la FIFA es que el sistema no sea demasiado caro, con el objeto de aplicarlo en el mayor número posible de competiciones.

La mutación de Blatter

Como saben, el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, ha sido reticente siempre a estos avances. Ya les he contado aquella frase que pronunció cuando aún era Secretario General, en 1997: "la falibilidad humana es inherente al arbitraje". Y yo le contesté, aunque no le llegara: ¿al arbitraje?, y a la ganadería, y a la fabricación de coches, y a los médicos, etc. Vaya argumento compadre¡

Así era Blatter hasta que el asunto afectó a la Casa Madre del Fútbol: Inglaterra. Ocurrió el 27 de junio de 2010, en el Mundial de Sudáfrica. Inglaterra iba perdiendo 2-1 en los octavos de final contra Alemania cuando, en el minuto 38, el tiro de Lampard golpeó en el larguero de Neuer, botó un palmo dentro de la portería y salió. El gol no fue concedido. En esta ocasión, Blatter sí pidió disculpas al afectado, era la federación inglesa.